Brackets Linguales (Ortodoncia Lingual)

La ortodoncia con brackets linguales es uno de los procedimientos más modernos para poder corregir las malas posiciones de los dientes. Existen distintos tipo de brackets  y entre estos se tiene, los brackets linguales  que son colocados en la parte interna de los dientes.

En los tratamientos de ortodoncia esta es una de las técnicas más solicitadas,  los brackets linguales consiste en unas mínimas platinas extremadamente finas que son fabricadas según la medida de los dientes del paciente y que se pueden adherir a la parte interna por medio de un buen adhesivo.

Los brackets que son colocados en la cara lingual, es decir, en parte interna de los dientes son conocidos como invisibles, esta es una técnica que se caracteriza por ser la única que no se ve, y es capaz de solucionar cualquier defecto  con la mordida y el alineamiento de las piezas dentales (apiñamiento de los dientes, sobre mordida, separaciones de dientes entre otros).

La ortodoncia con brackets linguales es una de las mejores alternativas cuando de estética se refiere ya que no es visible cuando se habla o se sonríe, por esta razón ha ido en aumento este procedimiento ya que muchos pacientes desean corregir su dentadura con una ortodoncia que pase desapercibida.

Beneficios de los Brackets de Linguales (Ortodoncia Lingual):

  • Son prácticamente invisibles.
  • Los resultados se observan en un corto plazo, y las visitas al ortodoncista no son muy seguidas.
  • No son dañinos para las piezas dentales, y son muy cómodos, entre otros.

También tiene como ventaja la corrección de los dientes que se puede visualizar rápidamente ya que no hay ningún brackets en la parte frontal del diente. Cuenta con una duración y su eficacia es la misma que con los brackets tradicionales, por lo que no hay diferencia en ese sentido.

Para poder recibir un tratamiento de ortodoncia con este modelo, el ortodoncista le indicará  que,  debe realizarse un estudio clínico  y radiológico, también hará un registro de las piezas dentales para poder realizar el diseño personalizado según los dientes del paciente.

La colocación de los brackets linguales dura aproximadamente 90 minutos, al paciente se le instruirá como debe ser el cepillado adecuado así como el cuidado en general que debe tener. Se debe controlar una vez al mes estas consultas son indoloras y duran menos de 30 minutos. El tratamiento suele durar entre un año y año y medio; luego se coloca unos retenedores para evitar recidiva.

arrow
Haga una cita llamando al 098 576 7407Clic Aquí Para Llamar