Endodoncia (Tratamiento de conducto)

Es la rama de la odontología que se encarga del estudio, prevención y tratamiento de las afecciones de la pulpa (nervio) de las piezas dentarias.

Es el tratamiento que consiste en la extracción de la pulpa del diente, un tejido pequeño en forma de hebra, que se encuentra en el centro del conducto del diente. Una vez que el nervio del diente muere, se extrae; el espacio que queda se limpia, se vuelve a dar forma y se rellena. Este procedimiento sella el conducto radicular; es lo que se conoce como tratamiento de conductos. Anteriormente, los dientes con pulpas dañadas o enfermas se extraían. En la actualidad, el tratamiento de conducto salva dientes que de otro modo se hubieran perdido.

Las causas más comunes de daños o muerte de la pulpa son:

  • Fracturas dentarias
  • Caries profundas
  • Lesiones, como golpes severos en la raíz (recientes o pasados)

Una vez que la pulpa está infectada o muerta; si no se trata, se crea un depósito de pus en la punta de la raíz y se forma un absceso por infección. Un absceso puede destruir el hueso circundante al diente y provocar dolor.

¿Cómo se realiza un tratamiento de conducto radicular?

En primer lugar se debe realizar la extracción del nervio muerto del diente afectado, se preparan los conductos en donde se alojaba el nervio del diente afectado, se lava profusamente, para finalmente lograr el sellado de dichos compartimientos con materiales compatibles con el organismo los cuales quedan de manera definitiva.

¿Cuánto dura el diente así restaurado?

Está demostrado que las piezas dentarias que son sometidas a un tratamiento de endodoncia pierden el 30% de su fortaleza por lo cual se deben maximizar los cuidados con este tipo de piezas dentarias con el fin de lograr mejores resultados en el largo plazo.

arrow
Haga una cita llamando al 098 576 7407Clic Aquí Para Llamar